El 7 de agosto pasado se celebró el día de San Cayetano que por primera vez en la historia, y debido a la cuarentena establecida por el coronavirus, los devotos no pudieron realizar la congregación habitual en el santuario de Liniers ni la clásica procesión.
En esta extraordinaria ocasión no hubo misas presenciales para evitar aglomeraciones y mantener las medidas de cuidado que aminoraron los riesgos de contagio de Covid-19. Es por ello que la celebración de la misa principal fué vía streaming.
Esta galería está vacía.