Tras realizar durante la noche un amplio despliegue, la infantería de la policía provincial avanzó contra los despedidos y los manifestantes que fueron a respaldarlos en su reclamo contra el cierre de la fábrica. Lo hizo en forma violenta con palos y gas pimienta. No llegue a tiempo para documentar la represión pero pude hacer estas fotos del después.
Esta galería está vacía.